Malaga

Paisajes con encanto del Sur de España

Paisajes con encanto

El TajoEl Tajo

Seña de identidad de Ronda (Málaga), este popular Tajo consta de una garganta de más de 100 m de profundidad y un enorme escarpe que se abre a lo ancho, conocido como La Caldera.

Las vistas de este paisaje imponen desde cualquiera que sea el punto desde el que se observe.

Y si la mano de la naturaleza se ha recreado en este lugar, la mano del hombre ha sabido estar a la altura acompañándolo de un inmenso puente no menos despreciable.

Caños de MecaCaños de Meca

Hermoso paisaje mestizo natural en el que se mezclan acantilados, dunas, calas de arena fina, playas de arrecifes y bosque. Se extiende desde El Cabo Trafalgar hasta los acantilados de La Breña.

Su nombre viene precisamente de los pequeños “caños” de agua dulce que fluyen por las paredes de los acantilados. El más destacable es El Caño Grande que se encuentra casi al final, y su acceso depende del estado de la marea.

Cueva de NerjaCueva de Nerja

Conocida como la “Catedral Natural de la Costa del Sol”, es uno de los yacimientos más ricos del sur peninsular.

Tras el acceso a la cueva se esconde una verdadera ciudad subterránea llena de escalinatas, columnas, recovecos y salas, que brindan magia y un encanto especial al recorrido por su interior.

Su mayor atractivo es su inmensa columna de 60 m de altura situada en la sala del cataclismo.

Cuevas de SacromonteCuevas de Sacromonte

Pintoresco paisaje de chumberas y pitas, salpicado por las famosas casas cueva habitadas fundamentalmente por gitanos ‘granaínos’. Situado frente a la Alhambra y a orillas del Darro, estas cuevas fueron originariamente pobladas por los musulmanes y judíos expulsados de sus viviendas, a los que posteriormente se les unió el pueblo gitano.

El tornillo de El TorcalEl Torcal

Este original paisaje situado al norte de Málaga (Antequera) tiene su origen en el choque de las placas ibéricas y africanas, las cuales, al presionar la una sobre la otra, comprimieron los sedimentos del fondo del mar empujándolos hacia la superficie. Una vez al aire libre, los agentes meteorológicos los han ido moldeando a su antojo. El agua que se filtra entre sus grietas hace que las rocas se resquebrajen y surjan formas tan caprichosas. Pero si llamativo es el paisaje que se observa sobre nuestros pies, el que se oculta bajo ellos es igualmente interesante. Miles de galerías y cavidades surcan este terreno, filtrando el agua de la lluvia y evacuándola al exterior.

Esta entrada fue escrita por canaty y publicada el 17 septiembre, 2017 a las 2:05 pm. Se guardó como turismo. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: