Hoja de trucos de fotografía: ¿Qué es la medición?

¿Cómo mide el medidor de una cámara la luminosidad de un objeto y cuándo se equivoca?

La medición es un concepto importante que debes entender, tanto si eres fotógrafo como cineasta. Todas las cámaras modernas tienen un medidor incorporado, que utiliza para determinar los ajustes correctos a utilizar en función de la cantidad de luz disponible que capta en tu escena.

El problema es que el sistema de medición no siempre funciona a la perfección, y puedes acabar con fotos demasiado oscuras o demasiado brillantes. Así que veamos el medidor de la cámara con más detalle, cómo funcionan los modos de medición matricial, ponderada al centro y puntual.

¿Cómo funciona la medición?

Los medidores de las cámaras están calibrados a lo que se llama «18% de gris». La teoría es que un gris de tono medio, a medio camino entre el negro y el blanco, refleja el 18% de la luz que incide sobre él. Apunta con tu cámara a una tarjeta gris o a un equivalente de tono medio aproximado, como un campo de hierba o una acera, y la cámara producirá un resultado bien expuesto. Evidentemente, no todo lo que fotografíes entra en esta gama de tonos medios. Por ejemplo, un cisne en un campo nevado reflejará mucha más luz, mientras que un gato negro en una carbonera refleja mucho menos.

Por eso las fotos de estos sujetos pueden parecer demasiado oscuras o demasiado brillantes: el sistema de medición intenta acercar la exposición general a los tonos medios. La exposición del cisne se reducirá, por lo que saldrá apagado y gris, mientras que la exposición del gato negro se aumentará, por lo que saldrá gris.

El sistema de medición no siempre funciona a la perfección, y puedes acabar con fotos demasiado oscuras o demasiado brillantes. Para obtener resultados más refinados, puedes corregir estos errores utilizando la compensación de la exposición, o bien ajustar los parámetros de exposición -apertura, velocidad de obturación e ISO- manualmente.

¿Cuáles son los modos de medición habituales?

Las cámaras digitales suelen tener tres modos de medición, aunque pueden denominarse de forma ligeramente diferente según las marcas. El modo de medición de «patrón» por defecto toma un rango de lecturas en toda la imagen, y luego calcula la exposición óptima según la luminosidad de la escena o del sujeto.

Canon llama a este modo Evaluativo, mientras que Nikon opta por el Matricial, pero en realidad hacen lo mismo. Este modo de medición no es una varita mágica: los sujetos con poca luz, brillantes u oscuros, o muy pequeños en el encuadre, pueden hacer fracasar la medición.

Tu cámara también dispone de un modo de medición ponderada al centro. Como su nombre indica, mide toda la escena, pero da prioridad al centro del encuadre.

Por último, está la medición puntual. Este modo mide la luminosidad en una parte muy pequeña del encuadre. Es una opción estupenda cuando quieres bloquear la exposición de un sujeto pequeño, o para tomar varias lecturas de una escena y calcular tú mismo la exposición óptima.

Medición de la exposición

Las cámaras modernas tienen un medidor incorporado que se utiliza para determinar los mejores ajustes para una «exposición correcta».
La medición se utiliza para medir la luminosidad de un sujeto.
Hay diferentes modos de medición en tu cámara, y el más adecuado dependerá de lo que haya en la escena.
Un sujeto oscuro sobre un fondo claro -y viceversa- puede confundir al medidor de tu cámara para que sobreexponga o subexponga el sujeto.

Utiliza la práctica hoja de trucos de arriba para ver todo esto por ti mismo. Y asegúrate de tenernos en favoritos para ver más hojas de trucos de fotografía.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.